Amigdalitis

Te explicamos de una manera clara y precisa en qué consiste la amigdalitis, cuáles son sus principales causas, sus síntomas y cuáles son las debidas prevenciones que debemos de tomar en cuenta para evitar esta enfermedad. Bienvenidos una vez más mis queridos amigos, espero que estén teniendo unos fabulosos días. El día de hoy como ya se los comenté, vamos a hablar un poquito acerca de la amigdalitis y de todo lo que esta dolorosa y fastidiosa enfermedad implica.

Amigdalitis

La amigdalitis es una inflamación de las amígdalas que origina molestias de garganta importantes y otros síntomas de enfermedad. Las amígdalas son ganglios situados en la retaguardia de la boca, uno a cada lado, que atrapan infecciones e impiden su diseminación.

Causas de la enfermedad:

Las amígdalas son ganglios linfáticos que se encuentran en la parte de atrás de la boca y parte de arriba en la garganta y normalmente ayudan a eliminar las bacterias y otros microorganismos para prevenir infecciones en el cuerpo. Pueden ser invadidas por bacterias o infecciones virales al punto de inflamarse, causando una amigdalitis. La infección también puede estar presente en la garganta y áreas circundantes, causando una faringitis.

Síntomas de la amigdalitis:

Amigdalitis

  • Irritación de garganta.
  • Dificultad de deglutir.
  • Dolor de cabeza.
  • Fiebre.
  • Escalofríos.
  • Sensibilidad irregular en la mandíbula y garganta.
  • Pérdida de la voz.

Tratamiento:

Si la causa de la amigdalitis es una bacteria, como el estreptococo, la infección se puede curar con antibióticos, los cuales se pueden administrar mediante una inyección única o con un tratamiento de antibióticos orales durante 10 días. Los antibióticos orales tienen que administrarse de una forma continua y no pueden suspender sólo porque ya no hay molestia, pues la infección no se cura si es que no se completa el tratamiento. Algunos médicos tratan todas las amigdalitis con antibióticos para prevenir complicaciones relacionadas con los estreptococos conocidas para minimizar la posibilidad de una reacción al antibiótico. También existe la posibilidad de extracción de las amígdalas si es que se empeora o no existen mejoras.

Prevención de la amigdalitis:

Si la persona es propensa a malestares de amígdalas o garganta debe evitar en la medida de lo posible ocasionar malestares como resfriados o infecciones en la garganta, puesto que las bacterias puedes pasarse a las amígdalas y ocasionar problemas más serios. Explora las amígdalas de tu hijo o quien presente los síntomas, palpa sus ganglios. Si están infectados notarás que sus amígdalas estarán grandes y rojas, y muchas tendrán placas blanquecinas. Bueno mis queridos amigos, eso fue todo por el día de hoy, espero que la información que les traje acerca de la amigdalitis haya sido de ayuda para ustedes, cuídense mucho y hasta la siguiente oportunidad.

2 Responses

  1. jonathan 5 años ago
    • Laly 5 años ago

Consulta o Comenta