Angiomas en bebés

Los angiomas en los bebés pueden ser de varios tipos y abarcan diferentes tipos de lesiones, pero para ello primero debemos saber qué es un angioma. Los angiomas son una especie de manchas que a término médico se conocen como alteraciones de las células que forman los vasos sanguíneos y pues se pueden ver con facilidad en la piel.
Para hacerlo mucho más sencillo de explicar, no sé si es que alguna vez han visto a bebés con manchas color rojizo en la piel, pues esas manchas son los denominados angiomas en bebés. Existen varios tipos y a continuación los vamos a detallar.
Angiomas en bebés

Tipos de angiomas en bebés

Hemangiomas:
Angiomas en bebés
Son los menos comunes pero sí aparecen de cuando en cuando  y son los más notorios y grandes en expansión pero no se preocupen que no tienden a crecer ni a generar tumores.
Angiomas planos:
Angiomas en bebés
También son conocidos como malformaciones vasculares, pero en este caso son vasos capilares inflamados pero que en sí no forman relieve, sino son planos, es por eso su denominación. Son los más comunes y aparecen con mayor frecuencia en bebés menores de doce meses.

Diagnóstico:

Los angiomas en bebés se ven desde el nacimiento mismo del bebé y son de un color rojo característico. No son de un rojo intenso, sino más bien de un color concho de vino o incluso con tonalidades rosadas a veces. Es raro que aparezca en otra parte del cuerpo que no sea el rostro, pero suele pasar. Lo más usual es que aparezcan en cualquier parte de la cara o cuello y en su gran mayoría (más del 90%) suelen desaparecer antes de cumplir el año de edad.

No se asusten si es que el angioma no desaparece, existe un tipo que incluso se va intensificando en color conforme el paso del tiempo o en situaciones que impliquen cierto esfuerzo por parte del bebé, por ejemplo pujar, llorar o incluso hacer una pataleta. Esto fue todo por el día de hoy, próximamente estaremos brindándoles mucha más información acerca de los angiomas en bebés, hasta pronto.

Consulta o Comenta