Bancos de células madre

Hola mis queridos lectores, espero que tengan un fabuloso día. Hoy vamos a hablar acerca de los bancos de células madre y de cuáles son las funciones y deberes que estos deben tener con sus clientes, para que nosotros mismos nos demos cuenta si es que están o no haciendo el trabajo que deberían. Este tema tiene muchas controversias a nivel mundial es por eso que hoy vamos a hablar un poquito acerca de esto.

Bancos de células madre

¿Qué es un banco de células madre?

Los bancos de células madre son lugares en donde se guardan células madre provenientes de los cordones umbilicales de los recién nacidos. Esta idea surgió a finales del siglo XX en EE.UU. después de haberse conservado las células madre de un bebé para salvar a su hermano de leucemia, puesto que estas tienes facultades regenerativas de tejidos y de la sangre. La idea de conservar estas células surge después de conservarse con éxito esperma, óvulos y demás células vivas.

A pesar de esto y del bien que la conservación de las células madre hace a la sociedad existe una gran polémica acerca de cuáles son las funciones que deben cumplir un banco de sangre con sus clientes y qué es mejor, conservar nuestras células madre en un banco público o en uno privado. Son muchas las controversias y el día de hoy vamos a tratar de aclararlo.

Bancos de células madre

¿Qué es mejor un banco público o privado?

Todo esto es muy relativo y en realidad depende de la situación de cada familia y de cuál es el motivo de la conservación. En un banco privado tu guardas las células madre del cordón umbilical de tu bebé y estos la conservan por 20 años (tanto públicos como privados tienen el mismo tiempo de conservación) y supongamos que tú has guardado las células de tu bebé para su futuro, para posibles enfermedades y ese tipo de cosas. Supongamos también, que a tu hijo se le detecta leucemia a los 25 años, pues entonces las células madre que guardaste para él ya no servirán porque sólo se guardan 20 años, es ahí en donde viene la desilusión de no tener ninguna otra alternativa. Esto ocurre en un banco privado, las células que guardas son sólo para ti y sólo tú podrás darle uso ya sea para tu hijo o para algún familiar que las necesite.

Bancos de células madre

En un banco público, tú guardas tus células madre y estas son utilizadas por alguna persona X que las necesite, ¿te quedaste sin células? pues no, porque al momento en que tú las necesites sean 20, 30 ó 40 años después aún podrás utilizarlas, no las tuyas, pero sí unas que sean compatibles, ese es el gran beneficio que tiene. Los bancos privados también tiene muchos beneficios, en unos minutos les diré cuales; por eso debemos pensar y analizar bien nuestra situación y así tomaremos una buena decisión.

Felizmente para estos casos existe una asociación que vela por ello, se llama Netcord y es la Sociedad Americana de Trasplante de Sangre y Médula Ósea y vela por mantener un nivel de calidad alto en la recolección y conservación de células madre del cordón umbilical, su transporte, análisis y su conservación que se realiza en nitrógeno líquido. Esta asociación además nos da 5 recomendaciones para escoger un buen banco de células madre:

Bancos de células madre

1. Los padres tienen que analizar la posibilidad de donar el cordón umbilical a un banco público y ser parte de este, para cuando tengan ellos un inconveniente de salud se les pueda facilitar las células madre necesarias.

2. Tienen que saber que las probabilidades de necesitar las células madre en los primeros 20 años de vida es del 0,001% en todos los casos, es por eso que es muy poco recomendable almacenar nuestras células en un banco privado.

3. Se recomienda hacerlo en un banco privado cuando un hermano del donante o del recién nacido tiene una enfermedad tratable con células madre, para su pronta recuperación y utilización, en este caso no hay pierde. (Principal beneficio de los bancos privados)

4. Si es que se decide contratar con un banco privado se debe tener estricto cuidado con el contrato, debemos verificar que se realicen todos los análisis correspondientes, que ellos nos digan si es que las células que queremos almacenar en realidad son factibles de almacenar, todos los estándares de calidad y si el banco tiene la correcta acreditación. Esto nos servirá para tomar buenas decisiones, si algo no nos cuadrase podemos renunciar al contrato antes de firmarlo. Lo que todos los bancos deben hacer es aclarar que la duración de las células conservadas en de sólo 20 años.

5. Se debe también acordar una revisión de las estipulaciones de la conservación cada cierto tiempo para verificar que vayan acorde con los adelantos médicos.

Bueno, mis queridos amigos, les he dado la información necesaria que se requiere para poder tomar una adecuada decisión. Espero que tomen en cuenta la información acerca de los Bancos de células madre que les traje el día de hoy. Cuídense mucho amigos, hasta la próxima.

Consulta o Comenta