Combata el estrés y la ansiedad con una buena alimentación

Te mostramos como combatir el estrés y la ansiedad con una buena alimentación, para que combatas estas enfermedades psiconerviosas y lleves una vida más sana y saludable. Hola mis queridos amigos, espero que se encuentren de maravilla. Hoy vamos a ver que alimentos nos ayudan a combatir el estrés y la ansiedad que día a día van en aumento en nuestra sociedad, tanto así, que incluso los niños la padecen.

El estrés y la ansiedad

Cuando una persona come de manera continua, sintiendo la necesidad de comer a cada momento, tal vez con preferencia en los dulces, o una ingesta desmesurada de alimentos a las horas de la comida o incluso, levantarse de madrugada sólo para comer “algo ligero” es un síntoma inminente de una inestabilidad emocional y nerviosa que son los síntomas del estrés y la ansiedad, que muchas personas padecen por diferentes motivos, incluso, estar con sobrepeso o tener sólo algunos cuantos kilitos demás ocasiona que pensemos en dejar de comer, no comamos lo adecuado a la hora de las comidas, pero comamos porciones pequeñas de alimentos durante todo el día, lo que al final conlleva a un aumento en el peso corporal, y finalmente a una depresión que origina ansiedad.

El estrés y la ansiedad

Muchas personas, pero en mayor cantidad las mujeres, hacen dietas “dejando de comer”. Esa no es una dieta de adelgazamiento, puesto que una adecuada dieta requiera del asesoramiento profesional de un nutricionista, que nos aconseje y nos diga cual es nuestro peso ideal. Lo que pasa es que muchas mujeres temen ir al médico, muchas veces por vergüenza, pero deben de saber, que los médicos están para ayudarnos, y que por ninguna circunstancia van a burlarse de nosotros.

Lo que muchas veces sucede es que a la hora de tomar desayuno, consumimos alimentos con grandes cantidades de azúcar, como por ejemplo los cereales de colores, miel, cup cakes, pan cakes, y ese tipo de alimentos que lo único que ocasionan es aumentar nuestro apetito a pocas horas de haber desayunado. Lo que necesitamos son alimentos ricos y que nos proporcionen energía duradera, así no tendremos ni la necesidad ni las ganas de comer hasta la hora del almuerzo, a no ser por alguna fruta o algo ligero a media mañana. Podemos desayunar un plato de avena, o barras de cereal con fruta. Los frutos secos son muy favorables, porque además de tener su dulce natural, ayudan a perder peso y producen una rápida llenazón, lo que nos alejará de comer compulsivamente durante todo el día.

El estrés y la ansiedad

En el almuerzo podemos consumir alguna crema de verduras, por ejemplo alguna crema de espárragos o verduras verdes con algunos trocitos de carne y patatas para espesarla un poquito, acompañada de algún filete de pollo o pescado al vapor o a la plancha con una porción de gelatina o un té digestivo.

El estrés y la ansiedad

A modo de merienda, lunch o a media tarde, puedes comer una fruta de agua, como un manzana y una pera, te dará ese toquecito dulce que necesitas. Y en la cena puedes comer algún rissoto con verduras, por ejemplo champigñones y ¡listo!, fuera hambre y fuera estrés. Hemos aprendido a combatir el estrés y la ansiedad con una buena alimentación, cuídense mucho amigos, hasta la próxima.

2 Responses

    • Laly 5 años ago

Consulta o Comenta