Dermatitis atópica en bebés o dermatitis del lactante

Te explicamos de una manera clara y sencilla en qué consiste la dermatitis atópica en bebés, cuáles son sus principales causas y cuál es el tratamiento de esta enfermedad. Buen día mis queridos lectores, me encuentro una vez más frente a sus pantallas y esta vez es para hablarles de otra afección que ataca a los bebés, se trata de la dermatitis atópica y a continuación vamos a ver de qué se trata.

Dermatitis atópica en bebés

La dermatitis atópica en bebés es una enfermedad muy común de los bebés y suele presentarse antes del primer año de vida. La causa de esta afección es meramente genética pero influyen en cierta medida los factores ambientales en el que vive el bebé por ejemplo la predisposición a estar frente al polvo, cambios bruscos de temperatura y ese tipo de cosas. Esta enfermedad también se asocia mucho con padecimientos respiratorios en los niños como son el asma y la bronquitis y de igual manera estas enfermedad en la cuestión genética.

Síntomas de la dermatitis atópica en bebés:

  • Picazón extrema.
  • Enrojecimiento de la piel afectada.
  • Sensibilidad de la piel afectada.
Dermatitis atópica en bebés
El constante rascado del menor agrava la sensibilidad de la piel e incluso puede llegar a hacerse una llaga y causarse un gran daño o dejar marca. Esta enfermedad de presenta con rara vez en la adultez, siempre suele presentarse dentro del primer año de vida y se dice que un 25% de los niños que padecen de esta enfermedad pueden seguir padeciéndola hasta adultos. Durante la infancia de la persona esta enfermedad suele localizarse en los pliegues del cuerpo, el cuello, los dobleces de brazos y piernas e ingles, pero cuando ya se es mayor esta se presenta en la boca, manos e incluso hasta los párpados.

Recomendaciones:

Si es que su niño padece de dermatitis atópica se recomienda lo siguiente:

Dermatitis atópica en bebés

  • Prendas de algodón fino. Se debe evitar de sobremanera las prendas de lana, que puedan causar alergias y agravar la enfermedad, tampoco ásperas porque pueden causar daño en la piel por la sensibilidad de la misma.
  • Reducir el uso de jabón y cambiarlo por uno neutro. Lo mejor será que a la hora del baño y los demás momentos de la higiene del niño, la persona que lo está bañando debe frotarse las manos con el jabón y de esta manera jabonar al infante y enjuagar de inmediato para evitar irritaciones.
  • Utilizar una toalla suave y sin frotar.
  • Evitar que el lactante sude. A veces será inevitable, pero si podemos hacer algo para evitarlo sería perfecto.
  • Bañarlo con agua tibia. Esto ayudará a reducir la picazón y de esta manera eliminará las costras que se le hayan formado. Recuerden también que no debe durar más de 10 minutos.
  • Después del baño es el mejor momento para aplicar la pomada o ungüento que el dermatólogo o pediatra ha recetado.
Siguiendo estas pequeñas recomendaciones se lograrán aliviar los síntomas y se podrá derrotar a la enfermedad. Eso fue todo por el día de hoy mis queridos amigos, cuídense mucho y espero que la información que les he compartido acerca de la dermatitis atópica en bebés haya sido de ayuda, hasta la próxima.

No Responses

Consulta o Comenta