El asma en niños, ¿Cómo detectarlo y prevenirlo?

Te comentamos algunas cosas sobre el asma en niños y cuales son los factores de riesgo que nos pueden dar una pista si nuestros pequeños pueden sufrir de asma. Como bien sabemos el asma es una enfermedad muy común en la etapa infantil, ya que nuestros pequeños se encuentran más propensos a cosas que la pueden ocasionar, y es por eso que en  muchas ocasiones seguro hemos escuchado la típica frase “Mi hijo tiene asma” por parte de los padres, pero alguno de ellos lo dicen bien porque no saben si es en realidad eso lo que tienen sus hijos o porque si están convencidos de que tienen este mal. Es por eso que aquí les diremos algunas características para que tengan en cuenta.

El asma en niños

Síntomas

  • Esta enfermedad es un trastorno que muchas veces se presenta en forma de ataques asintomáticos.
  • Además se caracteriza por la inflamación de las vías aéreas (bronquios), aumentando la producción de sensibilidad bronquial.
  • Aumento de excitabilidad bronquial cuando se encuentra rodeados de humo de tabaco, gases, olores, aire frío, tos o llanto.
  • Los bronquios de los asmáticos se contraen de forma exagerada produciendo el estrechamiento de la vía aérea.
  • Otra de las características es que se pueden observar el hundimiento del esternón y de los espacios intercostales, aleteo nasal y movimientos de los músculos del cuello, así como pecho apretado, falta de aliento y sibilancias al respirar.
El asma en niños

Factores de riesgo

El asma como bien les dije es una enfermedad muy común, es por eso que es muy frecuente en los cinco primeros años y en mayor medida le afecta a los varones. Es por eso que el desarrollo del asma bronquial en la infancia tiene mucho que ver con los siguientes factores de riesgo:

  • Historia familiar de alergia.
  • Padecer dermatitis atópica y/o rinitis alérgica.
  • Exposición permanente a alergenos en el interior de los domicilios, tales como epitelios de mascotas o ácaros del polvo.
  • Abandono precoz de la lactancia materna.
  • Infecciones virales repetidas durante la primera infancia.
  • Exposición pasiva al humo del tabaco, principalmente cuando la madre o algún familiar cercano es fumador.

Así que ya saben papis, si sus pequeños tienen alguno de estos síntomas es recomendable que lo lleve a un doctor, para que así sepa que tratamiento poder llevar para así poder controlarla.

Consulta o Comenta