Espasmo del sollozo: ¿qué hago si mi hijo entra en una de estas crisis?

Es espasmo del sollozo es la crisis respiratoria que suele aparecer luego de los berrinches o este tipo de situaciones, hoy aprenderemos qué hacer frente a esta situación. Claro está que la primera recomendación será que guarde total y completa calma porque si se desespera puede no actuar a tiempo. Una vez que está calmada debe de tomar en cuenta ciertos pasos para poder manejar la situación en completo control.
Espasmo del sollozo

¡Mantenga la calma!

Es probable que ya se haya echo un diagnóstico previo a tu hijo y se conozca que tiene este trastorno o le haya ocurrido algo parecido antes, si es la primera vez pues recuerda que tu hijo no corre ningún riesgo, así que no te preocupes.

Ponlo seguro

Espasmo del sollozo

Inmediatamente comenzada la crisis, tienes que verificar que no haya nada dentro de la boca del niño, como algún caramelo y otro objeto porque puede correr el riesgo de ahogarse con él. La posición correcta también es muy importante. Debes colocar de costado al niño sin ningún objeto que esté cerca para evitar golpes.

¡No intentes detenerlo!

Si es que intentas detener el espasmo que el niño está atravesando es muy probables que lo empeores, ya que estás alterando el curso habitual de este tipo de trastornos, así que ten mucho cuidado con eso. Lo mejor es que te alejes un poco del niño y lo mires indirectamente por dos motivos: uno es para no asustarlo y no fomentar el pánico, y el segundo es porque cuando los niños ya han pasado por este proceso anteriormente y ya son más o menos grandes de 8 ó 9 años, en algunas ocasiones se ha dado el caso de que están fingiendo un espasmo del sollozo para llamar la atención o para distraer del tema que pudo dar origen al caso.

Aprende a diferenciar una crisis:

Como te comentaba hace unos momentos, en algunas ocasiones los niños pueden tomar los espasmos como estrategia para obtener lo que quieren. Si es que te das cuenta que los episodios que tiene son muy seguidos y son causados por algo que pide persistentemente te darás cuenta en la diferencia de movimiento o en algún gesto que no es una crisis original y que sólo lo hace por otras intenciones. Si es que es así lo que debes hacer una vez terminada la crisis es hablarle muy claramente con voz muy firme y seria  diciéndole que así el jamás obtendrá lo que quiere y que no haga berrinches en vano.

Pero si el espasmo es producido por algún susto o caída, lo mejor es que lo consueles y le digas que todo está bien, porque puede causar sustos en los infantes. De todas maneras es recomendables dejar dormir una siesta al niño después de la siesta para que se olvide de lo sucedido y recupere fuerzas.

Claro está que si el niño tiene espasmos en repetidas ocasiones debes llevarlo a médico para que puedan preparar todo un plan de contingencia. Espero que las recomendaciones que les dimos hoy acerca de qué hacer cuando el niño tenga una crisis de espasmo del sollozo haya sido de ayuda para ustedes, cuídense mucho y hasta pronto.

Consulta o Comenta