Faringitis en bebés

La faringitis en bebés se tornan mucho más complicada de detectar porque se suele confundir con un resfriado y no se sabe si es causada por un virus o alguna bacteria sin antes hacer el estudio correspondiente. Cuando se da en bebés pequeños, antes de los seis meses, averiguar qué es lo que le duele o fastidia es mucho más complicado aún, siendo los llantos fuertes y a voz en cuello lo que más resalta en estos casos.

Faringitis en bebés

La faringe se inflama y causa un gran dolor, además de fiebres, irritación de garganta y un gran fastidio en el pequeño, sin contar la inflamación de anginas que puede llevar a una amigdalitis. Usualmente, como ya les comentaba, esto suele iniciar como una gripe cualquiera,es por eso que muchas veces los padres dejan pasar esta enfermedad pensando que en poco tiempo la salud del niño volverá a la normalidad. Lo primero que se procede a hacer es un análisis para determinar si el causante de esta enfermedad es un virus o una bacteria.

Si el bebé ya come alimentos sólidos, el dolor no le permitirá pasando, por lo que el niño se negará a comer y llorará irritando mucho más su garganta, por lo cual debemos procurar que no llore, o que lo haga en muy poca frecuencia para que no empeore la enfermedad. Nosotros mismos podemos observar un enrojecimiento de la garganta que nos indicará que la faringitis en bebés ha comenzado.

En algunos casos la faringitis viene acompañada de insuficiencias respiratorias y renales y si no es tratada a tiempo puede llegar a causar un shock por estreptococo. Debemos tener específico cuidado durante los meses fríos, pues aquí es en donde este tipo de enfermedades ataca y puede contagiarse en todos los miembros de una misma familia, o en todo caso, entre los que tengas las defensas más bajas. Espero que información que les he brindado acerca de la faringitis en bebés haya sido de ayuda para ustedes, cuídense mucho y hasta pronto.

Consulta o Comenta