La eclampsia: una de las complicaciones más temidas

La eclampsia es un tema de trato muy delicado en las mujeres embarazadas. Anteriormente hablábamos acerca de la eclampsia, que consistía en la tensión elevada, pues en este caso esto se presenta con convulsiones aproximadamente en la vigésima semana de embarazo o las primeras horas del parto. Hoy se sabe que estas convulsiones se presentan porque la gestante ha pasado por las etapas anteriores de la enfermedad, que en otras palabras vendría a ser la eclampsia.

Eclampsia

Síntomas de la eclampsia:

En los pacientes se frecuentan signos de hipertensión producidos por el mismo embarazo además de las convulsiones. Existen otros signos que nos advierten como: náuseas, vómitos, dolores de cabeza , ceguera cortical, dolores abdominales y hasta edema pulmonar.

Crisis convulsiva:

Eclampsia

Existen cuatro periodos en la crisis convulsiva, dentro de los cuales los dos primeros suceden muy rápidamente.

  1. Periodo  de invasión: Esto se da en un corto tiempo de 10 segundos de duración y se caracteriza por contracciones de los músculos de la cara, risa sardónica y toda la cabeza produce movimientos de negación.
  2. Periodo de contracción tónica: Tiene un tiempo de duración de alrededor de 20 a 30 segundos. Los músculos del tronco y nuca se contraen, los dedos se cogen de otros dedos y los brazos se pegan al cuerpo.
  3. Periodo de contracciones clónicas.
  4. Periodo de coma.

Tratamiento de la eclampsia:

La hospitalización inmediata, aunque frecuentemente los síntomas anormales ponen en aviso a los familiares y la madre es internada antes de completar las últimas fases. Lo que se busca con el tratamiento es controlar la hipertensión y evitar las convulsiones, para lo que se adminitrarán medicamentos. Además la paciente contará con una máscara de oxígeno para complementar su respiración.

Eso fue todo por el día de hoy, espero que la información que le hemos brindado acerca de la eclampsia haya sido de ayuda para ustedes, cuídense mucho y hasta pronto.

Consulta o Comenta