La Meningitis

Te enseñamos de una manera clara y concisa en qué consiste la meningitis, cuáles son sus principales síntomas y cuáles son las debidas medidas preventivas que debemos tomar en cuenta para evitar esta enfermedad. Bienvenidos una vez más mis queridos lectores, qué gusto estar una vez más frente a sus pantallas. El día de hoy como ya se los comenté, vamos a hablar acerca de la meningitis, una enfermedad infecciosa de la que hoy conoceremos un poco más.

La meningitis

La Meningitis es una afectación infecciosa de las meninges (que son las membranas de recubrimiento del cerebro y de la médula espinal). Afecta principalmente a los niños de 3 a 8 meses, pero su incidencia puede llegar a ser de 1 por cada 100 mil habitantes, más de la mitad de los afectados son menores de 15 años.

Causas de la meningitis:

Se puede deber a la infección por Haemophilus influenzae tipo b (Hib) y por la Neisseria meningitidis (grupos A, B, C, Y, W – 135), puede haber otras bacterias causantes pero menos representativas por su frecuencia en epidemias.

Síntomas de la enfermedad:

  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Rigidez de nuca.
  • Congestión nasal.
  • Vómitos.
  • Molestias al mirar la luz.

Y los síntomas más peligrosos son:

  • Adormecimiento y postración.
  • Presencia de convulsiones.
  • Dolores musculares generalizados.
  • Diarrea.
  • Respiración acelerada.
La meningitis

Tratamiento de la meningitis:

La importancia de objetivar si la meningitis es vírica o bacteriana radica en que de ello depende el tratamiento. Las víricas son benignas (casi siempre) y no existe, para ellas, ningún tratamiento específico salvo el sintomático. Las bacterianas se tratan con antibióticos potentes por vía intravenosa durante varios días. La elección de uno u otro tipo de antibiótico dependerá del tipo de bacteria del que se sospeche.

Prevención:

Hay dos formas de prevención. La primera es la prevención que debe aplicarse cuando existe un caso de meningitis bacteriana en el medio cercano (clase, colegio, hermano, etc). Deberá consultar con su pediatra inmediatamente qué acciones tomar para evitar el contagio. La segunda forma es aquella que tiene por objeto prevenir de por vida, o durante largo tiempo, de las formas más graves de meningitis bacterianas. se hace mediante la vacunación. Puede acercarse a cualquier centro de salud para que le den información.

La vacuna de la meningitis C proporciona inmunidad desde los 2 meses de edad y debe administrarse en tres dosis, a los 2, 3 y 4 meses de edad. Durante la meningitis, el calor se apodera de las membranas cerebrales causando un gran e intenso dolor no sólo en la cabeza sino en otras partes del cuerpo. Eso fue todo por el día de hoy mis queridos amigos, espero que la información les haya sido de ayuda, hasta la próxima.

Consulta o Comenta