Mitos de la lactancia III

Hoy seguiremos explicándote un poco más acerca de los mitos de la lactancia. Hola mis amigos, ¡qué tal! tal vez ustedes están desconcertados hasta el momento porque ustedes saben muchos más mitos de lo que se ha escrito, pues no se preocupen que el día de hoy seguiremos aclarándolos. Hay veces en las que las mamis deciden dejar de darle el pecho a sus niños porque aseguran que la leche que producen tiene “un aspecto raro” en comparación a la leche materna de otras madres o a la leche de fórmula, pues veremos que se dice al respecto.

Mitos de la lactancia

“Mi leche tiene un aspecto raro”

Se ha dado en muchos casos que las madres dejan de darle de lactar a sus hijos diciendo de que su leche tiene un aspecto raro y diferente a las que ellas han visto y que puede que le haga daño a sus pequeños. Este tipo de pensamientos debe alejarse por completo de sus mentes puesto de que la leche materna (tenga el aspecto que tenga) es parte fundamental de la alimentación del niño durante sus 6 primeros meses de vida, tiene todos los componentes que ellos necesitan y tu leche en definitiva no es rara, sólo es uno de los tantos mitos de la lactancia que existen. Si tu dices que tu leche es muy acuosa y pareciera que tiene mucha agua pues lo que pasa es que al principio de cada sesión de amamantamiento esta sale primero muy líquida y suelta para aliviar la sed del bebé y además tiene mucho más azúcares. Conforme vaya pasando la sesión van saliendo mucho más grasas y nutrientes excelentes para el niño.

No es comparable la leche materna con la leche de fórmula o con la de otras madres, este es uno de los mitos de la lactancia más conocidos así que no se dejen llevar por lo que ven o por lo que los demás dicen.Eso fue todo por el día de hoy mis queridos lectores, espero que les haya quedado clara la resolución de unos de estos mitos de la lactancia, cuídense bastante y hasta pronto.

Consulta o Comenta