Pilates en el embarazo: ¡Alivia los dolores lumbares!

Hacer pilates en el embarazo ayuda de sobremanera a los cambios posicionales que se dan en el embarazo. La postura de la futura madre cambia conforme el vientre vaya creciendo y de la noche a la mañana una serie de dolores en diferentes partes del cuerpo se empiezan a sentir. Hacer pilates en el embarazo no sólo ayuda con cuestiones de peso y a mantener la energía, sino que favorece mucho a la correcta postura de la futura madre.

Además, claro está, practicar esta disciplina te ayuda a concentrarte mucho mejor, lo que te predispondrá a una mejor reacción cuando el momento del parto llegue. Este método tiene su nombre inspirado en el autor del mismo, Joseph Pilates, y combina varias disciplinas como la gimnasia y el yoga, por lo que tiene esos efectos tan relajantes.

Pilates en el embarazo

¿En qué me ayuda practicar pilates en el embarazo?

Poner en práctica esta disciplina te ayuda sobretodo con los dolores de espalda e incluso ayuda con la circulación sanguínea, que te ayuda a prevenir esos fastidiosos calambres. Tiene los mismos beneficios que una clase de aeróbicos pero sin el cansancio que eso genera. El pilates te ayuda a estirar tu pelvis, preparándola para el momento del parto.

Y cuando mi vientre sea muy grande, ¿podré seguir con el pilates?

Tu médico siempre será el que te indique si puedes seguir haciéndolo o cuántas veces debes disminuir la sesión conforme el paso del tiempo. Usualmente la mayoría de mujeres siguen con sus sesiones de pilates hasta el final de su embarazo, pero evitan hacer en los últimos tres meses el ejercicio de espalda porque puede afectar al bebé.

Pilates en el embarazo

Después del parto, ¿podemos volver a practicar el pilates?

Si es que has dado a luz de forma natural, pues el pilates es ideal para una recuperación mucho más rápida, ya que ayuda a fortalecer toda el área que se ha visto involucrada, incluso te ayudará a recuperar tu figura en un tiempo mucho más rápido, ya sabes que si dejas de hacer ejercicio durante mucho tiempo, se hace muy difícil luego volver a retomarlo. Eso fue todo por el día de hoy mis queridos lectores, espero que la información que les hemos dado acerca del pilates en el embarazo haya sido de ayuda para ustedes, cuídense mucho y hasta pronto.

Consulta o Comenta