Polihidramnios: ¿qué pasa con el líquido amniótico?

Suena muy complicado esto del polihidramnios, pero en otras palabras esto es un exceso de líquido amniótico y hoy te explicaremos un poquito más acerca de ello y las complicaciones que pueda traer. Las complicaciones no sólo se dan en el bebé y su desarrollo, sino también en la madre.
El líquido amniótico cumple muchas funciones, la principal es la de proteger al pequeño. El niño respira dentro del vientre de la madre y con normalidad es capaz de inhalar el líquido, el cual ayuda al desarrollo del sistema respiratorio y gástrico del bebé. El líquido amniótico también hace posible un movimiento mucho más sencillo del niño en el espacio, lo que fortalece sus huesos y articulaciones. Un dato muy importante que se debe conocer es que el líquido amniótico cambia durante el periodo de gestación. Aproximadamente al cuarto mes este líquido que era agua pasa a ser orina fetal, ya que el bebé lo consume constantemente.

Diagnóstico del polihidramnios:

En los controles habituales del embarazo se hace una ecografía en la que se determina el índice del líquido amniótico y si este es mayor a 24 cm. quiere decir que la gestante presente polihidramnios.

Polihidramnios

¿Se da con frecuencia?

No son muchos los casos, pero si se quiere hacer porcentajes, más o menos un 1% de las mujeres embarazadas poseen un índice alto de líquido amniótico o polihidramnios, pero son casos leves y están dentro de lo normal. Pero existe además un pequeño grupo que ni bien llegados los 4 meses de embarazo tienen una excesiva acumulación de líquido amniótico, lo que hace que el útero se estire, se expanda la cavidad y lo que provoque un parto prematuro.

Causas:

En la mayoría de los casos las causas son desconocidas, pero aproximadamente un 20% de los casos son causados por defectos congénitos que no permiten el desarrollo a plenitud del aparato digestivo, lo que dificulta que el bebé ingiera el líquido amniótico. También se han registrado otras causas pero que se dan en menor grado como por ejemplo que el bebé sea de gran tamaño, diabetes en la madre o embarazos múltiples.

¿Tiene síntomas?

Los síntomas son muy escasos y muchas veces casi ni se sienten. Dentro de los síntomas tenemos: un malestar a la altura del abdomen y cierta dificultad respiratoria ya que al haber exceso de líquido el vientre se expande oprimiendo los órganos internos dentro de ellos los pulmones.

Tratamiento del polihidramnios:

Polihidramnios

Lo primero que debes saber es que es muy normal que tu médico mande mucho más ecografías de lo normal ya que esto requiere de un control exhaustivo si es que ya te detectaron polihidramnios. En muchas ocasiones se ha dado que este trastorno se ha curado sin la necesidad de ningún tratamiento, ya que la situación de líquido amniótico llega a normalizarse.

En casos en donde la madre siente mucho malestar que casi no le permite hacer nada se recurre a una amniocentesis que consiste en colocar un catéter en la pared abdominal para poder extraer el exceso del líquido amniótico.

Eso fue todo por el día de hoy mis queridos amigos, espero que la información que les he facilitado acerca del polihidramnios haya sido de ayuda para ustedes, cuídense mucho y hasta pronto.

Consulta o Comenta