Preeclampsia: una de las complicaciones durante el embarazo

¿Sabías que la preeclampsia puede a afectar a un 6% de la población de embarazadas? Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber de la enfermedad para que prevengas antes que lamentar. Muchas mujeres antes de quedar embarazadas han llevado una vida muy saludable y ni si quiera tenían rasgos de presentar tensión arterial alta, pero luego, cuando quedaron embarazadas todo cambió.
Preeclampsia
La preeclampsia es una enfermedad propia del embarazo y consiste en la aparición de edemas, que es la inflamación de ciertas partes del cuerpo, por ejemplo los dedos, a causa de la retención de líquidos que va acompañada de una pérdida de proteínas en la orina. La hipertensión arterial aparece y todo aproximadamente al promediar las 20 semanas de gestación (5 meses), como también puede aparecer en el momento preciso del parto o después del mismo. Esta enfermedad cesa con el nacimiento del bebé que, según las circunstancias, puede que se programe antes de tiempo.

Causas de la preeclampsia:

Preeclampsia

Esta enfermedad es mucho más común y tiene factores de riesgo mucho más elevados en mujeres que padecen desde antes de quedar embarazadas con hipertensión arterial, diabetes o trombofilias. Y en caso de que no sean enfermedades, sino meras predisposiciones tenemos a las mujeres con un embarazo múltiple y a las madres primerizas.

En caso de no ser madre primerizas y ya hayas tenido antecedentes de preeclampsia, lo más probable es que en tu nuevo embarazo sufras de lo mismo.

Síntomas de la preeclampsia:

Preeclampsia

Los síntomas de la preeclampsia al principio resultan muy difíciles de detectar porque son parecidos a los del embarazo, es por eso que la mejor forma para descartarlo o detectarlo es tomarse constantemente la presión arterial y hacerse un test de orina por lo menos tres veces al día pues los resultados suelen variar durante el día, por lo demás debemos de tener en cuenta los siguientes síntomas que nos pueden alertar de la enfermedad:

  • Subir más de 2 kg. semanales
  • Hinchazón parecida a la del embarazo, incluyendo la cara y los párpados
  • Problemas visuales como borrosidad o manchas de luz
  • Dolores de cabeza y abdomen

Eso fue la primera parte de lo que deben saber y tener en cuenta respecto a la preeclampsia, el día de mañana continuaremos con la información de cómo prevenir esta enfermedad y llevar un buen ritmo de vida en el embarazo, cuídense mucho y hasta pronto.

Consulta o Comenta