Resfriado en el bebé: medicamentos sin receta médica

Te explicamos de una manera clara y sencilla todo lo que debes saber acerca del resfriado del bebés, así como ciertos mitos y verdades que surgen a partir de ciertas preguntas, en este caso saber si son eficaces los medicamentos que son vendidos sin receta médica. Bienvenidos mis queridos lectores, seguiremos hablando acerca de los resfriados en el bebé, y hoy veremos todo lo que concierne a medicamentos de venta sin receta médica que se utilizan muchas veces en los bebés para aliviar esta enfermedad, muchas veces sin saber que estos pueden traer algunos efectos secundarios.

Resfriado en el bebé

La Academia Estadounidense de Pediatría indicó lo siguiente: todos los medicamentos que son vendidos sin solicitar receta médica y que alivian la congestión y secreción nasal, tos y otros síntomas de la gripe o resfriados no son efectivos en niños menores de 6 años y por lo contrario, pueden causar efectos secundarios muy perjudiciales para su salud. Por eso yo siempre les digo que no hay nada mejor que consultar siempre con el médico o recurrir a los remedios caseros tan efectivos y comprobados de generación en generación.

Algunas de las preocupaciones al dar de tomar medicamentos al niño que hayan sido comprados sin receta médica es que se le administre más dosis de las permitidas. Esto puede causar reacciones alérgicas con brotes de urticarias, erupciones en la piel, malestares estomacales y mucho sueño. Pero esto es poco, pues en otros casos los efectos pueden ser peores causando convulsiones, arrítmias e incluso la muerte.

Cada año se tratan 7 mil niños menores de 11 años en las salas de emergencias de los Estados Unidos por haber tomado demasiada medicación para la tos o el resfriado.

Las sobredosis con medicamentos para la gripe de venta sin receta médica puedes ocurrir de diferentes maneras: tal vez alguien ha dejado al alcance del niño las medicinas y él las ingirió, es esa la importancia de hacer caso a esa recomendación, lo mejor es dejar en alto todo lo que el niño puede meter en la boca.

La falta de comunicación entre los apoderados del niño también puede ser causante de esto pues puede ser que los dos le administren la medicina al niño sin saber que uno ya lo hizo primero. Para esto se debe coordinar previamente quién será el encargado de darle la medicina al niño para evitar confusiones que pueden ser fatales.

Lo mismo puede ocurrir si es que se le da dos medicamentos diferentes al niño pero que tienen el mismo ingrediente activo. Debemos leer bien los ingredientes para evitar darle lo mismo pero con diferente nombre.

Consulta o Comenta