Salud del bebé: ¿Cuándo llamar al pediatra?

Saber si la salud del bebé está en buenas condiciones o no siempre es un trabajo duro para una madre, sobretodo si esta es primeriza, es por eso que hoy aprenderemos cuándo llamar al pediatra. Lo primero en lo que debemos fijarnos es en si nuestro bebé tiene un comportamiento que no es habitual al de siempre, sino reacciona de la misma forma ante los estímulos o si llora continuamente.
Son muchos los signos y síntomas que podemos identificar para saber que nuestro pequeño está enfermo o algo no marcha bien. Pero no está demás recordarles que si el pequeño presenta síntomas con la única persona que deben consultar es con el médico, pues preguntarle a otras personas, como amigas o parientes, lo único que hará es: alarmarlas o hacer caso omiso a lo que podría ser algo grave. Todas las personas somos diferentes y eso por eso que no debemos comparar los casos con los de otros bebés.
Salud del bebé

El llanto del niño:

Desde siempre, el llanto de nuestro bebé ha sido una especie de alarma que nos indica que el tiene ciertas necesidades que nosotros como padres o personas responsables de él debemos cumplir: hambre, sueño, cambio de pañales, etc. Pero cuando el niño llora mas que de costumbre y peor aún, este no se calma con nada, pues lo más probable es que algo le esté sucediendo o fastidiando. Después de que hemos agotado todos los recursos para poder calmarlo debemos llamar al pediatra y consultarle, tal vez él nos recomiende hacer algo o de lo contrario nos diga que debemos llevarlo a revisión.

Fiebres altas:

Salud del bebé

Una fiebre se considera alta cuando es mayor a los 38°. Si tu bebé presenta esta temperatura o más de todas maneras debes llevarlo donde el médico porque usualmente la fiebre es síntoma de casi todas las enfermedades. Claro está que aparte de la fiebre, debes decirle al médico algo inusual que hayas notado en el comportamiento de tu niño, estos datos más una revisión física ayudarán al médico a hacer un diagnóstico oportuno. No sólo la fiebre es un problema, a veces el niño parece estar congelado, así que ese es otro punto que también puedes consultar con tu pediatra.

 Malestares estomacales:

Salud del bebé

Si bien es cierto las diarreas son un problema para todo el mundo, en un bebé es muy difícil saber si es que las heces líquidas que hace son parte de un estado normal del niño o está padeciendo por algún malestar estomacal, ya que recuerden que la leche materna tiende a dar esos efectos en algunos bebés, pero existen formas de saber diferenciarlas, como por ejemplo cuando las heces huelen demasiado fuerte o hace de manera anormal, así que si esto comienza a suceder es momento de llamar al pediatra.

Un cólico persistente como malestar estomacal que dura mucho más que de costumbre y no se calma con nada también es motivo de una llamada.

También debemos considerar dentro de esta parte los vómitos del bebé. Si estos son recurrentes en un mismo día o en el transcurso de la misma hora, es probable que algo ande mal con la salud del bebé así que estén muy alertas, porque ya saben que los bebés algunas veces regurgitan la leche cortada, pero esto es un proceso normal. Los vómitos se diferencian de la leche cortada porque salen en grandes cantidades de un sólo golpe y el niño hace esfuerzo por expulsarla. Si es así debes llamar al médico, y mucho más aín si estos vómitos están acompañados de diarreas.

No tiene hambre:

Salud del bebé

Si te has dado cuenta de que tu niño se muestra inapetente o desinteresado por la comida por un tiempo largo, por ejemplo más de dos días, pues es probable que algo esté sucediendo, así que es momento de llamar al doctor.

Se resfría constantemente:

Si el resfriado dura más de 10 días pues es claro que debes de llamar al pediatra, porque créanlo o no, puede ser un síntoma de otras muchas enfermedades que no tienen nada que ver con los resfriados.

Dificultad respiratoria:

Salud del bebé

Si es que tu niño hace muchos sonidos al respirar, lo más probable es que tenga la nariz tapada con mucosidad, si ese es el caso, tú misma puedes aspirar la mucosidad con una perita que venden en las farmacias y si no se puede de esta manera pues puedes aplicarle un disolvente denominado solución fisiológica que ayudará bastante con el problema. Pero si esta dificultad respiratoria viene acompañada de escalofríos o coloración azul en el rostro o labios, puede ser indicio de otra cosa, para lo que debes llamar inmediatamente al médico.

Si es que tu niño presenta mucha tos, que no suele calmarse con nada y que viene acompañada de fiebre, es mejor que llames al pediatra.

Secreciones en la vista:

Salud del bebé

Si tu hijo lagrimea con frecuencia, tiene muchas legañas o incluso tiene enrojecimiento y se forman costras alrededor de sus ojos es momento de llamar al pediatra, puede ser síntoma de conjuntivitis u obstrucción del lagrimal, sólo el médico lo dirá.

Hablando de la vista, también debes llamar a tu médico cuando tu niño tiene dificultades en mirar los objetos, es decir, cuando sus ojos tardan mucho en voltear de un lado a otro, puede ser un síntoma grave de un problema neurológico así que es mucho mejor descartar toda posibilidad.

¡Se comió una cosa!

Salud del bebé

Es algo muy común que tu niño se meta objetos a la boca y que incluso llegue a pasárselos. Por más normal que resulte siempre tienes que llamar al médico cada vez que esto pase. Si el objeto ha causado un ahogo en tu niño primero tenes que ayudarlo tú, aplicando la técnica de primeros auxilios o sacando como sea el artículo de su boca. Cuando el objeto no ha producido nada extraño, de todas maneras debes llamar al médico para verificar cómo es que el objeto será expulsado.

Y si crees que lo que ha comido tu bebé resulta ser algo tóxico, debes llamar a emergencias inmediatamente para tratar a tu hijo lo más rápido posible si es que se tratara de una intoxicación.

Traumatismos: golpes o quemaduras:

Si es que tu bebé o niño se cayó o quemó, sea como sea tienes que llamar al médico para que lo revise y recomiende el mejor tratamiento para él.

Existen además situaciones como convulsiones o reacciones alérgicas a picaduras de insectos que salen con brotes que sí o sí tienes que informar al médico y yo estoy segura que no se te olvidará. Cuidar de la salud del bebé es lo más importante para tener un niño feliz y un adulto fuerte. Cuídense mucho y hasta pronto.

Consulta o Comenta