Toxoplasmosis en el embarazo: ¿debo poner en adopción a mi gato?

La toxoplasmosis tiene muchas fuentes de contagio y una de ellas son las heces de gato. Muchas mujeres embarazadas se preguntan si es que tienen que poner en adopción al gato que tienen como mascota y a decir verdad la respuestas es un no rotundo.

El hecho de que las heces del gato sean una fuente de contagio de esta enfermedad no quiere decir que te vas a deshacer de él, porque ten en cuenta que es tu mascota y lo has tenido para cuidarlo, protegerlo y darle amor. Claro está que el embarazo es algo muy importante y pues no te preocupes, lo que tienes que hacer es aprender a tomar las medidas adecuadas al momento de limpiar las heces de tu gato o en caso contrario si es que quieres evitar toda clase de riesgos, hacerlo otra persona.

Ten en cuenta que si tu gato tiene esta enfermedad es por algo que tú le has dado o le has dejado comer o beber, así que un control adecuado sobre sus hábitos alimenticios incluso evitará que tu mascota se contagie y se disminuirá el riesgo de la toxoplasmosis en el embarazo.

Toxoplasmosis en el embarazo

Estos parásitos causantes de la enfermedad se llaman ooquistes y lamentablemente no se pueden apreciar a simple vista por lo que si tu gato está enfermo probablemente no te darás cuenta. Estos parásitos no sólo pueden contagiarte de la enfermedad a través de las heces de gato, sino también pueden estar en verduras mal lavadas o en agua contaminada.

Aprender a evitar el contagio sin deshacerte de tu gato

1. Lo principal, evita ser tú la que limpie su caja de arena y que esto se haga diariamente. Una noticia muy buena para las embarazadas con gatos en casa es que los ooquistes no contagian en las primeras 24 horas luego de haber sido expulsados en el excremento de gato, así que si tomas en cuenta esta medida reducirás muchísimo el riesgo.

2. Comida especial para gato. Lo mejor es que tu gato sólo coma comida especializada para él, de esa que viene en lata o en bolsa ya que ahí hay probabilidad cero de que tu gato se contagie por este medio. Si prefieres darle comida casera o tu gato rechaza el alimento balanceado, la mejor alternativa es darle alimentos que estén lo suficientemente cocidos, nada de carnes crudas o poco cocidas.

Toxoplasmosis en el embarazo

3. Evita que tu gato salga de casa. Recuerda que es muy probable que fuera de ella coma algún animal como ratones o aves, así que es mejor que lo mantengas muy entretenido dentro de ella.

4. Procura que el gato se aleje de la cocina. Sé que es un poco difícil cambiar ciertos hábitos que las mascotas ya tienen pero tienes que hacerlo por tu bienestar y el de tu bebé.

5. Lava tus manos. Es muy recomendable esto. Tampoco queremos llegar al borde de la paranoia, pero durante el proceso de gestación ningún cuidado está de más.

Toma muy en cuenta que no te estamos recomendando que aisles del mundo a tu gato o que te reprimas de jugar con él porque eso no es lo adecuado, si es que sigues todas las recomendaciones que te hemos facilitado todos estarán muy bien en casa y en convivencia y mantendrás alejada a la toxoplasmosis en el embarazo.

Consulta o Comenta